El Gobierno venezolano ha decidido suspender por este año la entrega del premio internacional de novela Rómulo Gallegos debido a la grave crisis económica del país… la policía de EU registrará los libros de los pasajeros en los aeropuerto: pedirá que los saquen del equipaje para revisar sus páginas, sobre todo si son temáticas políticas o religiosas… el conglomerado alemán Bertelsmann ha aumentado del 53 al 75% su participación en el grupo editorial Penguin Random House… La Biblioteca Municipal de Barranco, en Perú, organizó el Primer Trueque de Libros Martín Adán… El escritor peruano Mario Vargas Llosa afirmó en Chicago: "Los pobres no leen porque son ignorantes y los ricos dan poca importancia a la cultura"…

25 de septiembre de 2013

El Bordo: Sergio Galindo en la lupa



1.
Una de las ironías de ser escritor en mexiquito es que pese a contar con grandes dotes literarios, lo que les puede entregar este país como reconocimiento “oficial” a su gran creatividad es la ingratitud…

Tal pudo haber sido el caso del gran escritor mexicano Sergio Galindo Márquez, pero…

2.
Nacido en la ciudad de Xalapa, en Veracruz, Sergio Galindo fue un novelista, cuentista, editor, académico, promotor cultural, guionista de teatro, ocasional poeta, viajero empedernido, padre de una numerosa familia, amante de la música y de los perros...

Su primer libro vio la luz ya siendo “grande” en términos de edad (para el promedio en la que los escritores nóveles empiezan a ser editados), a los 25 años: una compilación de cuentos titulada “La máquina vacía”… y sería hasta 1958 (7 años después), que publicaría su siguiente obra: la novela “Polvos de arroz”…

Destacó entre otras cosas por haber fundado el Departamento Editorial de la Universidad Veracruzana y la revista “La palabra y el hombre”… trabajó para la Dirección General de Divulgación de la Secretaría de Educación Pública y fue director de Instituto Nacional de Bellas Artes… asimismo en su honor se estableció el “Premio Latinoamericano de Primera Novela Sergio Galindo” jóvenes autores latinoamericanos…

En la Universidad Veracruzana creó la colección “Ficción” y las series “Biblioteca de la facultad de Filosofía y letras” y “Biblioteca de la facultad de Derecho”, de las cuales la primera le permitió impulsar escritores jóvenes como Vicente Leñero, Elena Garro, Vicente Carballido, Josefina Hernández y Eraclio Zepeda… también aprovechó la colección para ser de los primeros en publicar en este país a Ryzard Kapuscinski, Gabriel García Márquez, André Coiné y Juan Carlos Onetti…

Recibió varias distinciones y ganó diversos premios a nivel nacional e internacional, entre ellos el “Premio Mariano Azuela”, el de “Bellas Artes de Literatura”, el prestigiado “Premio Xavier Villaurrutia”, el “Premio José Fuentes Mares” y el “Premio Polaco al Mérito Cultural”… también fue nombrado “Oficial Honorario de la Orden del Imperio Británico” y recibió la “Orden de la Estrella de Yugoslavia”… fue elegido miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y de la Real Academia Española y en su honor la Sociedad General de Escritores Mexicanos fundó la “Escuela de Escritores y Cinematografía Sergio Galindo”…

Sin embargo, su importancia en la literatura mexicana no es por haber desarrollado un currículum dentro de la burocracia cultural del gobierno, sino porque su obra literaria fue lo suficientemente propositiva para ganarse el reconocimiento como uno de los mejores escritores de este país…

 
3.
Sergio Galindo tiene en su haber 16 libros publicados entre novelas, cuentos y obras póstumas, de entre los cuales varios de ellos fueron traducidos al polaco, alemán, francés e inglés…

Cuenta a su vez con algo parecido a un best seller: la novela “Otilia Rauda” publicada en 1986, misma que le permitió no sólo ser conocido por las nuevas generaciones de lectores, sino que su impresionante creatividad literaria fue revalorada al grado de que ese texto lo catapultó a nivel internacional…

Si bien es cierto que es la novela “Otilia Rauda” la que le permite pasar a ser un autor de lectura para las masas, es con el libro “El Bordo” donde alcanza de manera indiscutible el punto máximo de un estilo literario jamás inigualado…

4.
Destacó también en el medio cultural mexicanito por otros motivos: se inscribió como miembro activo de los excesos del medio cultural al hacer del alcoholismo un modo vida (afirmaba* que “el alcohol propiciaba la escritura”), haciendo de sus parrandas anécdotas memorables… y confesó, por ejemplo que “no hubiera podido escribir – la novela - Declive sin haber tenido una propia y rica experiencia alcohólica por muchos años y con bastante fortuna. me gustó mucho disfrutar la bebida, fue encantador”

Al mismo tiempo, sus incendiarias declaraciones, rudas y directas, sobre el medio intelectual y cultural del país, le granjearon polémica fama y poderosos adversarios:

En alguna ocasión afirmó ante una ridículamente indignada Elena Poniatowska, que el Distrito Federal merecía ser acusado de “ser excesivamente provincialista”

Advirtió que “el estado sí quiere dar cultura, dar más. lo grave es que hay tantos y tantos señores que hacen esta cultura por su lado y en tan distintas dependencias, que no se consigue nada. así se dispersan los recursos y se equivocan los caminos”

Durante una entrevista respondió tajante ante una provocadora pregunta:

- si lo invitaran a dirigir nuevamente Bellas Artes, aceptaría?”
- “jamás”

Señaló sin tapujos que: “nuestro país es una nación con un sin número de problemas, a veces siento que no tenemos ni siquiera sentido de nacionalidad, o si existe es muy vago. nos falta sentido de identidad”

Ni siquiera él mismo se salva de la autocrítica: al preguntársele sobre su vocación literaria decía que: “nació de dos constantes de mi naturaleza, una gran pereza y una inagotable sed… soñaba con tomar (licor) Pernod, pero, claro, he tenido que concretarme a Ron castillo”… sin embargo, en 1979 se le detectó daño irreparable del hígado, por lo que dejó de beber y de paso tuvo que desdecirse: “no me costó trabajo volver a escribir ya sin alcohol, e incluso puedo decir que ha sido uno de los periodos más fructíferos que he tenido”…

También se dio tiempo de ser un provocador profesional: ante las críticas que recibió el texto “Retrato de Anabella", en donde una mujer tiene relaciones sexuales con su sobrino, respondió con cinismo: “lo que pasa es que me habitué a saber muchas cosas – de la gente- y a no juzgarlas jamás”

 
5.
Afirmaba sin tapujos no me propuse ser escritor porque lo era. además, no podría haber sido otra cosa”… y en su momento confesó que se sentía más a gusto en la novela que en el cuento, argumentando que la ventaja de la primera: “es no tener la presión de que tiene que acabar o no”

Quizá esta confesión, junto con el principio fundamental en el que se basaba para escribir cada palabra (“yo nunca sé a quién va dirigida mi obra”), es la que hace de su novela “El Bordo” su obra más característica y acabada en términos de su estilo literario…

6.
Según afirman los biógrafos, su vida transcurrió permanentemente entre Xalapa y el Distrito Federal… él mismo señalaba que su ciudad natal lo marcó en forma definitiva al escribir y ello se puede apreciar en “El Bordo”, libro en donde lleva el miedo y obsesiones de sus personajes clase medieros a la máxima expresión de su estilo literario…

En la novela “El Bordo” se relata la historia de una familia a través de una lucha generacional, en donde las raíces mestizas de los personajes (esa incomprendida mezcla de sangre india y española), dan paso a personalidades opuestas que no son capaces de ver que sus luchas intestinas contribuirán a la decadencia y final desintegración del antagónico linaje…

La trama se desarrolla de manera asfixiante en los límites cerrados de una hacienda, en donde los días nublados, la lluvia, los cerros, la niebla pero sobre todo “el misterio” sobre el origen de muchas situaciones, juegan un papel fundamental de límites a través de los cuales los personajes prefieren no mirar más allá, para concentrarse en el odio convertido en un vulgar canibalismo familiar…

La personalidad de cada protagonista sería posteriormente desarrollada (ya sea por separado o entrecruzándose en términos de carácter), en las subsiguientes obras de Galindo, en la cual los personajes de otros libros como “Nudo”, “Los dos ángeles” y la ya citada “Otilia Rauda”, siempre se enfrentarán en actitudes opuestas: entre el miedo y la valentía, entre el odio y el amor, entre la rivalidad y la fraternidad, entre el abuso de poder y la sumisión, entre la felicidad y la tristeza, entre el cinismo y la hipocresía, entre la venganza y el perdón… entre la vida y la muerte… todo en una vivisección de la mezquindad humana que prácticamente es el motor que lleva a comportarse a las personas, a lo largo de la historia, como lo han hecho durante siglos: egoístamente…

Él mismo reconoció no sólo con respecto a la novela “El Bordo”, sino en general acerca de todos sus libros, que siempre “hacía” una crítica abierta a los valores de la clase pudiente…

Curiosamente en el final de “El Bordo” nos demuestra su maestría, al recordarnos que todo es eterno y al permitir que la canallada humana comience de nuevo en otro tiempo y lugar, pero siempre bajo el encadenamiento de la misma nueva vida sometida siempre a los caprichos del más fuerte…

7.
Llama la atención en sus personajes la presencia de un feminismo, aunque pasivo y siempre disfrazado, lo cual se puede apreciar a través de la importancia que tiene el protagonismo de las mujeres en la mayor parte su obra literaria, sin embargo, hasta en esta tendencia el propio escritor dejó fluir esa visión contrapuesta de la vida al publicar su novela “Los dos ángeles”, en donde el personaje principal es un hombre…

 
8.
No se puede negar que los textos de este escritor son un fiel retrato de la realidad cotidiana de nuestro país, y que en sus protagonistas, trabajados a manera de espejos, podremos vernos reflejados en alguno u otro aspecto de su personalidad…

Como sea: tampoco debemos olvidar que el conjunto de su obra literaria (la cual muestra en toda su amplitud los vicios y virtudes en los que somos capaces de incurrir), si bien le llevó a ocupar un merecido lugar en la literatura mexicana, también le acarreó grandes enemigos que durante los últimos años de su vida le mantuvieron en una especie de marginación del mundo cultural mexicanito…

Él de vez en cuando trataba de contrarrestarla calificando su situación como “independencia”, afirmando que la generación de escritores a la que él pertenecía (y en la que incluía a Sergio Pitol, Rosario castellanos, Jaime Sabines, Josefina Hernández, Juan Vicente Melo y Emilio Carballido entre otros), fueron “una generación sin grupos”

Sus ideas no siempre fueron bien vistas por las mafias culturales (tan solapadas por el gobierno para copar a los incipientes intelectuales que dieran muestras de una peligrosa rebeldía que pudiera desestabilizar al sistema), sin embargo, el rechazo entre esos oportunistas y Sergio era recíproco: él tampoco los toleraba, más el autor tuvo a su favor un factor que por su peso nadie pudo ignorar: el reconocimiento internacional…

9.
Él mismo era reacio a comentar sus libros… argumentaba que su obra “hablaba por sí sola”, y que finalmente para opinar estaban “sus lectores y la crítica especializada”… y en este sentido no queda otra opción más que darle la razón: cualquiera de sus textos, entre novelas y cuentos, son un deleite de principio a fin…

Murió un mes de enero a los 67 años en el puerto de Veracruz, lugar a donde había cambiado su residencia en búsqueda de una mejoría del enfisema pulmonar que le aquejaba y que fue el motivo que finalmente terminó con su vida…

Su fallecimiento tuvo gran repercusión internacional… a nivel nacional el mundo cultural en general y el literario en particular, se declaró “conmocionado”, provocando que muchos escritores se dijeran hipócritamente sus amigos y otros más se rasgaran las vestiduras reconociendo su valía como escritor y persona… se le hicieron honores de cuerpo presente y varios homenajes post mortem… y por más que sus detractores buscaron que éste escritor incómodo pasara al olvido, no lo consiguieron: en la actualidad sigue siendo referencia en el ámbito intelectual, sus libros han sido reeditados en ediciones de gran calidad, su obra es citada permanente en el medio académico y es constantemente sujeto análisis a través de ensayo y libros…

Sin embargo, independientemente del culto que exista alrededor de Sergio Galindo, su manera de ver al mundo tal como lo consignó a través de cada página de todos sus libros, es lo que le hace un escritor único…

* las letras en cursiva y entrecomilladas son declaraciones textuales del propio Sergio Galindo…

17 de septiembre de 2013

Mi vida en la Santería 12: necesito sacar al muerto


1.
Era de noche y me encontraba leyendo a solas sentado en un sillón de la sala… sin más escuché un golpe en la puerta de la entrada de mi casa… siendo muertero no acostumbro voltear cuando escucho sonidos que provocan los muertos, pues al primero que se le ponga atención, es suficiente para que “él” o “ellos” sepan que te pueden asustar y con más confianza se quedan a tu lado…

A lo muertos les gusta mucho la madera (nunca he comprendido por qué, pero desde niño he presenciado esa predilección infinidad de veces y en las más variadas esotéricas circunstancias) y siendo la puerta de ese material, ese desencarnado supo exactamente qué hacer: por el tipo de ruido concluí que habían levantado una protección que tengo colgada por dentro, para posteriormente soltarla y que provocara ese peculiar sonido… continué con mi lectura…

2.
La noche de un domingo yo estaba profundamente dormido cuando sin más, del lado donde suelo acostarme, sentí un duro golpe sobre la base de la cama… algo cercano a una fuerte patada… me desperté y vi parada frente a mí, gracias a la luz que suele filtrarse a través del domo, una robusta sombra negra: sentía como me observaba y me dio la impresión de que estaba a la expectativa de mi reacción, la cual simplemente fue reacomodarme de manera que quedé dándole la espalda… volví a dormirme…

3.
Una mañana regresé de hacer algunas compras, dejé las bolsas sobre un sillón y me dirigí hacia el tocador para lavarme las manos antes de guardarlas: tomé jabón y las tallé con fuerza hasta generar suficiente espuma, me disponía a quitarla cuando frente a mis ojos el grifo se movió solo para quedar en medio del lavabo y la llave mezcladora se abrió para dejar salir el agua y sin que nadie la tocara… me reí y enjuagué mis manos… eso sí: ¡yo tuve que cerrar la llave…!

4.
Introduje la llave en la cerradura para abrir la puerta de mi casa y noté un fuerte empujón de adentro hacia afuera… pensé que mi esposa había llegado antes que yo, así que en lugar de dar vuelta a la llave, cambié y decidí abrir directamente al pestillo básico, encontrándome conque la puerta estaba correctamente cerrada…

Metí de nuevo la primera llave, le di las acostumbradas seis vueltas y al terminar, nuevamente desde adentro me empujaron la puerta a manera de obstaculizar mi entrada…

Dudé… realicé un recuento de lo que hice cuando salí en la mañana rumbo al trabajo y concluí que no había ninguna ventana abierta que estuviera permitiendo una fuerte corriente de aire de manera que bloqueara la puerta… así que finalmente me dije que si alguien estaba dentro, no me quedaba más que enfrentarlo… 


Abrí la puerta con un fuerte empujón, tomé otra de las protecciones que pongo para evitar que entre la brujería, me deshice de lo que llevaba en las manos y recorrí cada una de las habitaciones con precaución y confirmé que estaban vacías…

Regresé la mortal defensa a su lugar y procedí a encender la computadora…

5.
Un sábado por la mañana muy temprano, después de pasar una mala noche (durmiendo apenas a ratos), coincidió con un desayuno que mi esposa tenía con un grupo de amigas, así que estaba solo en la casa…

Una serie de ruidos raros me despertaron… parecidos al de una bolsa de plástico cuando es estrujada para hacerla pequeña… pensé que ya era muy tarde y que mi esposa había regresado con algunas compras en la mano, más cuando hice el intento de moverme de la cama para levantarme, un muerto se me subió

Eso nunca me había sucedido, sin embargo, me eran de sobra conocidas las anécdotas sobre esta situación, contadas por otras personas a lo largo de mi vida: “alguien” (algo) se pone encima de ti sin que puedas moverte, gritar ni hacer absolutamente nada… no me asusté y por el contrario, si bien no podría expresar palabra alguna, mentalmente llamé a mi muerto para que se encarara con el intruso, al tiempo que hice uso de una oración especial para estos casos… fue cuestión de segundos para que aquello que me aprisionaba huyera…

Una vez que pude moverme reflexioné sobre lo sucedido y no puedo negar que me gustó la experiencia de ser “aprensado” por un desencarnado… quizá sea resultado de las malas mañas que adquirimos los muerteros: nos hacemos adictos a la energía de los que vienen del “más allá”… consulté la hora en mi celular y vi era demasiado temprano… traté de dormirme de nuevo…

6.
Durante una de esas constantes madrugadas en las que no podía conciliar el sueño, me levanté y al encaminarme rumbo al baño, descubrí que la lámpara del cuarto donde trabajamos Santería estaba encendida… y como dicen en las películas: se me erizó la piel de la nuca, pues yo mismo había apagado todas las luces antes de subir a dormir…

Bajé y la apagué… lo peor: ¡la misma situación se presentó en esa habitación las siguientes dos madrugadas…!

7.
Cierta noche tuvimos invitados en casa: un matrimonio conocido fue a cenar y pasamos una velada agradable…

Llegada la hora la pareja anunció que se retiraba… los acompañé hasta el estacionamiento, mientras mi esposa se quedaba en la casa recogiendo y lavando la vajilla…

Cuando regresé entré a la cocina para preguntarle en qué podía ayudarla, pero la encontré riéndose… me paré frente a ella y le cuestioné qué le pasaba, esperando me compartiera alguna situación agradable que hubiera percibido durante la estancia de nuestros amigos, pero su respuesta me dejó sorprendido:

- es que vi un muerto que vestía un traje viejo…
- un qué? – pregunté extrañado…
- sí – dijo – entre que iba y venía recogiendo lo vi en la sala, en el lugar donde acostumbras sentarte a leer… y se me quedó viendo sin decirme nada…
- dices que el muerto vestía un traje color negro? – pregunté intrigado…
- sí, un traje de estilo viejo pero en excelentes condiciones – dijo divertida – incluso traía un sombrero…
- vaya, como el del señor que sale en las cartas de la lotería? – pregunté asombrado…
- exactamente: parecía un catrín – me aclaró…
- lukanski?? – me asaltó la duda antes de agregar – muy raro: “el amigo” no tendría nada que ver con esto… creo que es la hora de encender los focos amarillos

 
8.
Antes de decidirme a tomar en serio el asunto, un par de situaciones más se presentaron un sábado por la tarde…

La primera: habíamos regresado del cine y mi esposa dijo sentirse muy cansada, así que me avisó que iría a dormirse un poco al tiempo que le dije que revisaría mis correos electrónicos…

Minutos después ante un curioso silencio que inundó la casa, mientras le contestaba un mail a una amiga española, escuché que me hablaban al oído tratando de imitar la voz de mi esposa llamándome… obviamente que como muertero supe que no era ella… y que la intención de convocarme podría ser que “alguien” quería me levantara para subir al segundo piso y en el camino tuviera un accidente… o que al pararme frente a ella la asustara en su profundo sueño…

Hice caso omiso al llamado, pero aquí sí reconozco que me asusté: puedo ver muertos, puedo hablar espiritualmente con los muertos, puedo dejar que me monte un muerto, pero si hay algo que aún no soporto es escuchar la voz de un desencarnado…

La segunda, ese mismo día: terminé con la pc y decidí leer un rato… encendí la luz pues ya había oscurecido, me acomodé en mi sillón preferido y tomé el libro del cuestionado Abdul Al-Hazred que había decidido releer, pero más o menos media hora más tarde hubo una falla en la corriente eléctrica…

Permanecí en el sillón, agudicé el oído por si había algún movimiento o ruido que me advirtiera si mi esposa se había despertado, pero todo estaba en silencio…

Así que decidí quedarme en la oscuridad disfrutando de la forzosa quietud que se apoderó del ambiente, pero unos minutos después sentí claramente que a mi lado izquierdo se sentaba algo parecido a una persona, sumiendo con su peso una de las butacas… y en este hecho sólo había un pequeño detalle: yo aún estaba solo en la planta baja…

Solté molesto un “me carga la chingada” por el cinismo de la intromisión, me puse de pie y fui al cuarto donde trabajamos religión en búsqueda de un par de velas… regresé, las encendí, las puse frente al sillón, me acomodé nuevamente en el lugar que estaba sentado y descubrí que “ese algo” había desaparecido…

9.
Una advertencia más: mi esposa se despertó un viernes con algunos rasguños y moretones en diversas partes del cuerpo, después de haber pasado una noche en la que extrañamente dormí bien y ni ella ni yo nos dimos cuenta de lo sucedido… lo más irónico: yo tenía la marca de un fuerte golpe en la frente…

Más acostumbrados a la gente pendeja que regularmente nos manda muertos para hacernos daño, casi siempre el día jueves (razón por la cual sabemos quién es el imbécil que lo hace), aquello fue el acabose…

10.
Llamé por teléfono a un Babalowo amigo mío y le pedí que hiciera una consulta al pie de Orunmila, pero que fuera en mi casa… todo se programó para el siguiente martes…

Realizó el respectivo registro, pero antes de que dijera cualquier cosa de lo que marcaban los signos que arrojó el epkuele cerró la sesión…

 
- mira – dijo con solemnidad – aquí en tu casa hay un muerto muy cabrón, pero curiosamente está muy a gusto con ustedes… le gusta sentarse en ese sillón – y señaló mi lugar preferido para leer – y disfrutar de la calma que hay en tu casa… y de paso ver tus libros… en vida le gustaba leer…
- no jodas – le dije – una cosa es que le guste mi casa y otra lo que nos ha pasado (y le conté los golpes, los rasguños, las apariciones, las luces y todo lo que había sucedido)…
- habla con tu Lucero, dile que lo ponga a trabajar y que lo saque de aquí… o que se lo coma – sugirió divertido…
- no jodas – repetí – necesito algo más rápido…
- qué más rápido quieres que trabajar con Palo? – me cuestionó…
- vamos a correrlo - reclamé – bien sabes que te he ayudado en oparaldos, bien sabes que he ido al panteón a la media noche a terminar obras, bien sabes que he sacado muertos de casas y negocios, bien sabes que le quito muertos a la gente cuando los traen encima… sabes perfectamente que estoy acostumbrado a verlos y a platicar con ellos no sólo en las Misas Espirituales y hasta en Cajones, incluso aquí en mi propia casa… no les tengo miedo… pero si hay algo que aún no puedo manejar es escuchar la voz de los muertos, que me hablen en voz alta… aparte de que ya son muchas formas de manifestarse que no me parecen lógicas… y lo peor que puede suceder: que un chingado muerto trate de molestar a mi esposa… así que saquémoslo de mi casa ya!!! – dije a manera de exigencia…
- bien, te daré una firma para que la hagas con Eshu – dijo al tiempo que me pedía un cuaderno para dibujarla…
- dale – dije con fastidio… terminó el dibujo y me dio la explicación de cómo activar la agitena…
- necesitas una ataná y un akukó: pintas la firma con cascarilla en la puerta de la entrada por dentro, sarayeyeas toda la casa, enciendes la vela, le das la mitad del akukó a tu Eshu, la otra mitad a la firma con la candela encendida y terminas de nuevo con el Orisha…
- así nomás? – pregunté mientras trataba de entender la agitena…
- sí - respondió…

11.
Revisé varias veces la agitena, pero había algo que no me convencía: darle menga a un desencarnado?... eso podría ser contraproducente… y no es que dudara de la palabra de Orunmila, pero mi amigo había cerrado la consulta antes de hablar los signos… así que tanto como que el Orisha lo recomendó, a saber… y menga es comida para el muerto…

También reflexioné sobre la presencia de un muerto amante de los libros y el silencio: si fuera el caso no debería mostrar una actitud tan obvia, pues si se sintiera a gusto en mi casa, lo que menos haría sería manifestarse de esa manera para correr el riesgo de que se le corriera (muchos desencarnados pasan por ahí y deciden quedarse momentáneamente y sin molestarnos, aprovechando la luz espiritual que los diversos altares y deidades generan, usándola al máximo para después continuar su camino)…

Dudé de nuevo sobre la funcionalidad de la agitena, así que consulté a mi gran amigo Ojuani ni shidi, le compartí la firma y le pedí su opinión…

Sabiamente me hizo las correcciones necesarias: me señaló que en lugar de usar menga utilizara fula (dándome con ello la razón de mi inquietud), corrigió un pequeño trazo de la agitena (concretamente en la parte de darle salida al muerto) y me explicó por qué los cambios…

12.
Cualquier desencarnado que haya estado en mi casa salió por donde debía… pero antes de encender la fula, le pedí al muerto que saludara al origen materno del pendejo que lo envió…

11 de septiembre de 2013

Joe "King" Carrasco: el verdadero Rey



1.
Hay quienes piensan que mexiquito sólo saldrá del subdesarrollo si moderniza su economía, sin darse cuenta que los verdaderos retos a superar son su ancestral resignación, su inquebrantable conformismo y su inmortal ignorancia…

De unos 25 años para acá, este país aparentemente ha evolucionado al adquirir una apariencia cosmopolita que se aprecia sólo en las grandes ciudades, tratando de ocultar que en provincia el abandono, la miseria, la muerte por enfermedades curables, la barbarie, la pobreza, los cacicazgos locales, el analfabetismo y la impunidad, permanecen intocables y reproduciéndose de la misma manera en que existía hace cientos de años…

2.
Resulta patético que en la actualidad un importante sector de la población joven piense que por presenciar conciertos masivos (con los vergonzosos U2, de los ambiguos Pearl Jam, de los psicóticos Palcebo, de los aferrados Iron Maiden, de los autistas Radiohead, de los miserables Metalllica o de los melancólicos Codplay), siempre se tuvo acceso a este tipo de entretenimiento momentáneo… sin embargo, deberían de saber que fue hasta principios de los años 90 que los déspotas gobernantes permitieron que el rock como cultura saliera de su modo de vida subterráneo para masificarse, siempre y cuando se cuidaran las formas, algunos contenidos morales y por su puesto: que estos espectáculos fueran por demás rentables…

Ello no quiere decir que las nuevas generaciones sean diferentes a las que les precedieron… nadie se salva de ser manipulado, pues también llevarán a cuestas la cruz de la escasa visión sobre su existencia y la falta de valor para exigir el derecho a tener una vida con oportunidades, y en vez de ello prefieren ser consumidores igual que sus padres, de la escasa cultura (y sí mucha basura) que hay en este país, como los mencionados conciertos de rock, atascarse durante horas de MTV o descargar gratuitamente música desde la web, sin entender que haber nacido programados para ser vulgares homo-videns no les obliga serlo ni aceptar sumisamente esta condición…

Es precisamente la generación anterior a los actuales jóvenes, la de los años ochenta*, la más peligrosa para la estabilidad del mexiquito actual, pues se ha colocado manipuladoramente a hombres y mujeres en puestos ventajosos, con poder político y económico en las manos y con una formación ideológica tan banal, producto de una de las peores etapas castrantes establecidas por Televisa (en complicidad con la dictadura perfecta del Partido Revolucionario Institucional), que sólo así se entiende que la toma de decisiones de esta prole esté basada en la estupidez… y todo para qué? para formar parte de la cadena de manipulación que desde hace siglos se reproduce de manera continua en el ADN de esta raza…

Estos millones de “señoras y señores” vivieron durante si juventud bajo el encantamiento y la seducción visual de productos artísticos ochenteros perversamente delineados por Televisa (la cual ha sido la verdadera Secretaría de Educación Pública al formar), a través de los cuales se les inculcó y dictó un comportamiento basado en la mediocridad, la sumisión, la falsedad, la estupidez, la vulgaridad, la fantasía y la ignorancia… estos robots son quienes hoy gobiernan este país…

Por ello es que los jóvenes de hoy no comprenden a sus cuarentones progenitores, cuando su madre llega a un orgasmo en el momento en que las estaciones radiofónicas de espíritu retro programan una canción de Emanuel o si ven correr a su padre al baño después de escuchar algunos de los gemidos que Lucía Méndez fingía a mitad de sus canciones…

Precisamente por lo patético de esta situación, a su vez enriquecida por rarísimas e irónicas anécdotas, es que los años ochenta son más que divertidos…

En plena promoción

3.
Apenas inició la década ochentera los artistas más famosos que dominaban la radio, televisión, la prensa y hasta el cine, eran personas ridículas y patéticas a quienes los caza-talentos convencieron de tener un don que las podría convertir en estrellas, pero cuya finalidad era reproducir (actualizándolo) un esquema que tuviera a la sociedad mexicana pegada más horas a la televisión, consumiendo vía intravenosa la turbadora personalidad del peor producto de la ignorancia representada por despreciable basura humana como Yuri, Flans, Mijares, Pandora, Daniela Romo, Mijares, Dulce, Laura Flores, José José, Vicente Fernández, Lucía Mendez, Emanuel, Rocio Banquells, Juan Gabriel y Lupita D'alessio…

En la peor de las manipulaciones intelectuales, los mexicanitos se tragaban enterito aquel cuento de que el grupo Timbiriche tocaba rock, mientras en otros lados del planeta, en aquellos años, se grababan discos que cambiaron totalmente y para siempre el panorama de la historia de la música, a través de bandas que alcanzaron su máxima creatividad como lo hizo Yes en su disco Drama… Black Sabbath – Heaven and Hell… Frank Zappa – Joe’s Garage… The Stone Roses - The Stone Roses… Steve Miller Band – Abracadabra… The Number of the Beast… Revolting Cocks – Big Sexy Land… N.W.A. - Straight Outta Compton… o Bauhaus - In the Flat Field… así que ante este cúmulo de irrupciones telúricas de sonidos o discursos que hicieron que la música nunca volviera a ser la misma, decir que Timbiriche era total y absoluto rock no era otra cosa más que una muestra de esterilización mental…

En aquella ridícula etapa de la historia de este país (aunque esta raza lleva a sus espaldas varias épocas doradas, la mayoría bastante vergonzosas), sucedió una curiosa anécdota que no pasó a mayores, ya que la manipulada prensa y televisión de aquellos años no la consignó (quizá ni se enteró) y sólo quedó en breve nota en el periodismo underground…

4.
Por ahí de 1983 llegó a México en forma por demás anónima un norteamericano llamado Joseph Charles Teutsch, nacido en el poblado de Dumas en Texas, un guitarrista, cantante y ocasional actor que traía bajo el brazo dos discos que comenzaban hacer ruido en la escena musical independiente norteamericana: Synapse Gap y Party Weekend…

Mejor conocido como Joe “King” Carrasco este yanki de cara bonachona, cabello rubio, mirada vivaz y sonrisa eterna, tiene una curiosa descendencia que combina sangre holandesa y extrañamente (porque él lo afirma), mexicana… y fue en esta tierra en donde se enfrentó a la indiferencia ante su propuesta musical, en el mejor de los casos, cuando no al abierto rechazo y constante burla de esa raza que, insisto, consideraba que todo el rock comenzaba y terminaba con Timbiriche…

 Portada del disco

Llegó este país con esos dos discos, una guitarra en la mano, una gran bocina y una corona con la que quería dejar claro que él era El Rey… y aunque en su momento nadie supo qué tierras extraterrestres gobernaba, con el tiempo se supo que en realidad Joe se asumía como “El Rey” de su inventado Tex-Mex Rock’n’Roll…

5.
Desmadroso, aferrado a lo que buscaba, culto en los menesteres de la vida, hiperactivo, ocurrente e incansable ha grabado 23 discos desde 1978, muchos de los cuales apoyado por músicos por demás disímbolos en los que su pasión por la cultura mexicana la deja más que clara en los nombres de sus Bandas, como su inicial “Joe King Carrasco & El Molino”, “Joe King Carrasco & The Crowns” y el más conocido aunque breve “Joe King Carrasco y los Coronas”… los nombres de sus discos también lo aclaran: “Día De Los Muertos”, “Hay Te Guacho Cucaracho”, “Rancho No Tengo” y “Concierto para Los Perros”…

Para algunos la música de Joe “King” Carrasco no pasa de ser rock chicano, sin embargo, tanto él mismo como las crítica pasan de un término a otro para definirlo, los cuales van desde simple Rock & Roll, Polka-a-Gogo, Rock and Latin rhythms, Tex-Mex, Tequila reggae, Polka-rock e incluso el impreciso New wave… ha recibido varios premios, como el “The Texas Music Academy”, el “Lifetime Achievement Award” y forma parte del “Austin Music Hall of Fame” con el combo “Joe King Carrasco and The Crowns”… fundó la organización “Viva Perros” para apoyar a canes indigentes y maltratados …y de paso fundó su propia compañía “Anaconda Records”…

Tiene otros logros, como haber sido entrevistado por la (tan elitista) revista Rolling Stone, aparecer en el legendario programa norteamericano Saturday Night Live (recomendable ampliamente, en cualquiera de sus temporadas), contar con la participación en los coros de Michael Jackson y ver grabada una versión de su tema “Pachuco Hop” en manos del saqueador-multicultural Manu Chao…

Y por qué deberíamos tomarnos en serio a Joe “King” Carrasco, si ya han existido propuestas más serias en eso de rock (chicano), con influencia de ritmos mexicanos como los Texas Tornados, Aztlan Underground, El Rayo X, Thee Midniters, Unloco, Downset, Spineshank, Fenix TX, Union 13, Voodoo Glow Skulls, Akwid, El Chicano, Ozomatli, Tierra, Los Lonely Boys, Chango y a Los Lobos, muchas de ellas musicalmente vigentes?…

Precisamente por eso, porque Joe no es mexicano ni se toma en serio eso de mantener “una identidad cultural fuera de las fronteras aztecas”… y quizá lo más importante: porque su música es alegre y divertida de principio a fin, tocada con el corazón y desde el alma…

6.
Sí, pero que tiene esto que ver con la despreciable década perdida, una de tantas, en términos de inteligencia y dignidad mexicana?

 En pleno jam con Shawn Sahm duarnte 2012

7.
Volviendo a la llegada de Joseph Charles Teutsch a mexiquito en 1983… este músico sabía perfectamente lo que traía en mente: darse a conocer a como diera lugar, y aunque no lo haya conseguido en esa ocasión, recorrió cuanto antro se encontró e hizo caso omiso de las ambiguas reacciones que despertó en el (ignorante) público que idolatraba a Yuri y Mijares…

De los pocos registros que hubo de su visita, quedaron contadas fotografías y cortas reseñas en las que durante algunos conciertos, las vulgarmente conocidas como “tocadas” o “tardeadas”, en las que de pronto Joe “King” Carrasco se subía al escenario disponible con su guitarra conectada a una bocina que colgaba de su pecho y con su eterna corona de “Rey” puesta en la cabeza y comenzaba a tocar sin más su material discográfico, como ya mencioné, ante una audiencia que en el mejor de los casos no comprendía de que iba ese gringo “güero” (sic)…

Así como llegó se fue… feliz por haber llegado al corazón, el Distrito Federal, la capital de este desdichado país (dueño de la más grande leyenda frustrada: la de los aztecas), pero contento por haber hecho sonar unas notas que aunque nadie comprendiera, siempre han latido en su corazón…

Y mientras tanto desde décadas antes, durante los ochenta y hasta la fecha, los mexicanitos nacen, viven y hasta mueren hundidos en la misma miseria intelectual moldeada por la televisión…

8.
Pese a la ambigua incomprensión (sic) con la que fue recibida su música, actualmente Joe “King” Carrasco vive en mexiquito… concretamente en Puerto Vallarta, en donde es dueño de un restaurant llamado “Nacho Daddy” y en el que toca regularmente cuando no está de gira alrededor del mundo… cuanta con gran reconocimiento de gran cantidad de músicos y constantemente es invitado a participar como músico en conciertos de diversos géneros musicales...

Ante la extraña propuesta lírico-musical de Joe “King” Carrasco, sólo puedo recomendar ampliamente el disco que grabó con los Coronas titulado “Bandido rock”... si bien difícil de conseguir, ya que lo tengan en sus manos y haya traspasado sus oídos hasta llegarles al cerebro, lo considerarán una joya musical…

* Entendiéndose como aquellas personas que vieron pasar su juventud, en aquellos años, con edades que fluctuaron entre los 15 y los 20 años…