Irete meyi dice: El Peine no Puede Peinar un Calvo… El Juez que mucho avisa no quiere encontrar culpable… La persona que saca agua del rio, destruye el hogar de los peces… Fue la boca del macho cabrío la que lo mato… El sol no puede con la sombrilla y He de tener cuidado no caer en el hoyo de la prosperidad…

20 de diciembre de 2015

La Consulta Espiritual




1.
Provengo de una casa religiosa en la que la cabeza del linaje es un Babalowo que se registra al pie de Orunla y no suele hacer ebboses (excepto para derrotar a los enemigos o salvar la vida), simplemente cambia su actitud y con ello convierte el osogbo en iré...

Controlar el carácter es conocer nuestros alcances, limitantes y ayuda a entendernos: estar consciente de cuál es nuestro destino nos evita sufrimientos innecesarios y favorece a vivir con estabilidad…

Si uno no consigue reconocerse puede usar oráculos que diagnostican el presente como la Numerología, Halomancia, Tabaco, I Ching, Dominó, Horóscopo, Chamalongos, Quiromancia, Sueños, Velas, Lectura de café, Obi o Dados… otros se adentran en el pasado, presente y futuro como los Nkobos, Tarot, Epkuele, Carta astral, Kin, Runas, Develación del velo de Isis, Diloggun y la Consulta espiritual…

2.
Una Consulta espiritual se realiza con instrumentos adivinatorios para determinar qué se viene a evolucionar, sí, pero también se debe saber escuchar los consejos del mundo espiritual para entender y saber cómo solventar karmas, vencer obstáculos, obtener salud, alcanzar estabilidad material, desarrollarse espiritualmente, encontrar el amor, restaurar la existencia, adquirir protección y vivir en armonía por muy complicada que se tenga marcada la existencia…

Al blog “Basurero de almas” llegan solicitudes buscando una Consulta espiritual… no atendemos a todos en parte por las razones que ya se expusieron en Facebook, pero a quienes consultamos resultan un reto por lo complicado de sus casos…

El desafío es resolver sin tener que realizar ceremoniales, pero principalmente que el consultante realice las obras sin nuestra ayuda… buscamos cómo confrontar al paciente con él mismo, su dolor, inercias, fracasos, ilusiones y miedos sin que sea traumático… y lo más difícil: convencerlo de cambiar de actitud ante la vida…


Veamos algunos aspectos que puede identificar una Consulta espiritual:

3.
La salud: es difícil lidiar con ciertas enfermedades sin conocer su origen… pues ello tiene que ver en ocasiones con el destino, vidas pasadas y evolución espiritual…

La enfermedad es una expresión del alma, tiene su origen en un conflicto sin resolver y se manifiesta a través de un malestar… así, una persona con fallas en la vista vive una realidad que no quiere ver, los problemas renales tienen que ver con actitudes antisociales, la diabetes es resultado de no saber dar amor, el cáncer es consecuencia de la negación de uno mismo o la invalidez es miedo a caminar en la vida…

Se establece que las dolencias pueden ser karmas entre linajes: hay casos en que la hija tiene la misma enfermedad que su padre e incluso presentar los malestares el mismo día, ello es porque en vidas pasadas ambos fueron gemelos y en esta reencarnación vienen a solventarse tolerancia… otro caso es la permanencia generacional de la diabetes y ello se hereda por la falta de capacidad para lidiar con conflictos emocionales y sentimentales…

4.
Se establece el oficio o actividad profesional que debe realizar: hemos consultado deportistas, médicos, actrices o abogados que al mostrarles que lo suyo son los bienes raíces les provoca extrañeza…

Por qué señalarlo?... porque ello dará riqueza material y facilitará la paciencia, ahorro, humildad, sensibilidad a las penurias ajenas, gastos razonados, perspectiva y un sinfín de sapiencias más que propiciarán estabilidad, facilitarán el trabajo espiritual y la evolución… por desgracia en algunos consultados se impone la inercia y se mantienen en  su insatisfactorio modo de vida… 

5.
Hay aspectos difíciles de asimilar cuando se determinan padecimientos como la angustia, trauma, brujería, sufrimiento, maldiciones, muertos pegados y conflictos familiares de los que por contradictorio que suene, el consultado no quiere desprenderse… curiosamente en este sentido la persona puede negarse al cambio a una existencia espiritual, entre otras cosas, por el temor a lo desconocido que implica vivir sin dolor…


Cuando un consultado ha tenido una vida difícil, no conoce otro estado de ánimo más que la tristeza o el rencor, de ahí que aunque suene absurdo él mismo atrae muchas negatividades que padece… todo ello está identificado por la medicina tradicional y la psicología: se llama existencialismo, depresión, codependencia o ausencia de autoestima que en el mundo espiritual se resumen a falta de valor a ser feliz

6.
Son muchas las situaciones que condicionan la vida de una persona, de ahí que como consultantes nos preguntemos: cuántas veces hemos encontrado quienes dicen “quisiera tener una bola de cristal para saber qué debo hacer en la vida” y es aquí donde a veces nos frustramos: muchos teniendo todo para el éxito profesional, económico, sentimental, físico y espiritual (y haciéndoselos saber a través de la Consulta espiritual), se mantienen reactivos y con las inercias del carácter, miedo, egoísmo y traumas, complicando ellos mismos su existencia…

Una bola de cristal?... una Consulta espiritual contesta dudas, el secreto es estar dispuesto a escuchar la verdad y hacer el esfuerzo para corregir nuestros defectos desde lo profundo del alma… y eso, la negativa a cambiar de quienes se consultan, es lo que muchas veces nos desanima a seguirlas realizando…

7.
Siempre nos hemos cuestionado por qué la gente no quiere ser feliz por sí misma y prefiere pagar limpias, consultas médicas, obras o iniciaciones para encontrar esa felicidad?... más llegamos a la respuesta de que es más cómodo entregar dinero y esperar cambios milagrosos, es más sencillo sobornar deidades en lugar modificar las actitudes que son las que realmente los tienen hundidos en un círculo vicioso, sin enfrentar una realidad o renegando de destino (que finalmente se escoge antes de nacer), por muy duro que éste sea, en lugar de transformarlo hacia una experiencia que los lleve reflexionar, entenderla, superarla y les permita ser felices…

11 de diciembre de 2015

A vender la Osha

1.
Mi padrino era dado a poner apodos… esa manía se le acrecentó después de iniciarse en la Osha y también ese fue uno de los tantos motivos por los cuales lo mandé al carajo: no me gustan las faltas de respeto, sobre todo si de poner sobrenombres se trata…

2.
Una mañana recibí un mail de un joven (lo llamaré E) que buscaba una casa religiosa para atenderse pues tenía los caminos cerrados… en aquel entonces yo aún creía en la mitología sobre la Osha e Ifa, así que me tragué su cuento de que tenía problemas, era buena persona y no merecía todo lo que “la gente mala” le hacía…

Lo llevé con mi padrino, lo consultó, le hizo una limpia espiritual y esa jornada el joven le hizo varias preguntas sobre la Santería… días después me enteré que regresó para cumplir con los requisitos que los cánones imponen: llevaba un plato de loza blanco, dos velas, un par de cocos y un sobre con su derecho…

A partir de ahí llegaba acompañado ocasionalmente de su novia: una chica atractiva, inteligente y cuyo elocuente silencio dejaba claro que no coincidía con lo que su novio buscaba… un día él confesó sentir que estaba entrando a un mundo místico, esotérico, espiritual y mágico, y sin venir al caso, citaba las películas de Harry Potter, razón por la cual entendí por qué usaba anteojos idénticos a los del personaje del cine…

Mi padrino, burlón como era, se dio cuenta del detalle y le puso el apodo de Harry Poster… y fue gracias al recién llegado que ratifiqué, una vez más, que a las personas les va mal en la vida por su mezquindad: nadie tiene derecho de arrojar la primera piedra en contra del prójimo si primero no se ha visto la suciedad en sus manos…


3.
A las semanas de ser iniciado como Curandero en una ceremonia que no venía al caso (andaba en búsqueda de la Santería, no?), E dio las primeras señales de quién era: una noche llegué al Templo y ante la falta de pacientes comenzamos a conversar entre los ahijados presentes… noté miradas recelosas de mi padrino y a los pocos minutos me soltó una indirecta: su observación no venía al tema y sí con una discusión sobre Palo que yo mantenía en un foro de la web, sitio del que E obtuvo referencias mías para contactarme…

Tomé nota porque mi padrino ni su esposa sabían usar computadora, y en consecuencia, no tenía razones para saber de la polémica si no era por su nuevo ahijado…

4.
El siguiente detalle sucedió al poco tiempo, un domingo por la mañana (tras una de las Cátedras que eran lo que le daba fama a mi padrino), E me dijo:

- estoy vendiendo discos compactos con libros de los Orishas y demás
- por qué? - lo cuestioné, pero ignoró mi regaño…
- están en formato word…
- cuáles son? – lo interrogué para ver hasta dónde llegaba… los enlistó y agregó comentarios sobre su contenido…
- tengo el "Cuarto de Santo" – presumió – describe la ceremonia que lleva cada Orisha al momento de coronar...
- vaya...


- y tratados de Palo – presumió – uno que detalla la carga que lleva la Nganga dependiendo el Mpungo al que la consagres…
- ya te rayaste? – lo cuestioné…
- no, ni lo necesito: soy Curandero – replicó con las mismas palabras que usaba mi padrino para presumir por qué podía participar en una ceremonia de Palo, pretexto que nunca fue aceptado por Paleros y Tatas, motivo por el cual siempre era expulsado de cualquier habitación en donde estuviera presente una Nganga - y agregó E - también tengo "Los Oddus de Orunmila"
- cuánto? – interrogué, dijo el precio, me dio una lista con el contenido, prometí revisarla, me dio una palmada en el hombro, lo vi alejarse y pensé: “no estás iniciado ya estás vendiendo la religión”…

Hubo más detalles, como descubrir la manera lujuriosa en la que observaba a pacientes, ahijadas y a las hijas de mi madrina, su obsesión por interponerse entre cualquier ahijado y mi padrino, su patética actitud de citar las leyendas urbanas sobre la Santería (aquellas que todo mundo –iniciado o no- repite sin reflexionarlas), lo que avisaba qué tipo de religioso de Osha sería E…


5.
Cuando huimos del psicópata de mi padrino, entre las paredes de su Templo quedaron atrapados “amigos” a quienes conocí años antes y a los que llevé para solucionar problemas de desempleo, salud y enemigos que los llevaron a convertirse en sus ahijados…

No recibimos en casa más llamadas, mails y ni visitas de quien perteneciera a su Templo, incluyendo a mi hermana de sangre que por competir conmigo (y tras llevarla para solventar un problema laboral), solicitó ser jurada como Curandera e iniciarse en el Palo y la Osha…

6.
Hubo dos posteriores anécdotas relacionadas con el tema:

- Uno fue toparme de frente con mi expadrino y su familia, cierta tarde de un sábado en casa de mis padres, con motivo de una comida que mi hermana organizó en su honor… llegamos de imprevisto para recoger un hato de hierbas que íbamos a utilizar con dos pacientes que habíamos citado esa tarde (quienes habían pedido limpias espirituales al rechazar cualquier contacto con la Santería), ewes que mi hija nos había comprado en el Mercado de Sonora, pero que por motivos de tiempo (llámese “una fiesta”), había dejado apresurada con mis progenitores…

Nos saludamos de manera políticamente correcta, mi hermana nos invitó a acompañarlos, declinamos por las prisas y nos despedimos sin hacer aclaraciones de divorcios espirituales que no venían al caso…

- El otro fue un correo electrónico enviado por E, unos tres meses después de que conseguimos escaparnos, en el que me preguntaba si tenía el volumen 5 de “El Secreto de poder”, la manipuladora serie sobre Palo Monte Mayombe escrita por Román S. Rodríguez, mejor conocido en la estafadora web como "El Brujo", lo anterior con el objeto, señaló, de que le proporcionara una copia electrónica para completar el cd número 8 sobre textos y tratados de Palo, Osha e Ifa que estaba por sacar a la venta…

Obviamente no le respondí…

3 de diciembre de 2015

Se puede virar una Nganga?... sí

1.
Este tema causa inquietud en la medida que aumenta la separación de padrinos y ahijados en las prácticas religiosas de origen africano, y a su vez, porque ya es normal que entre mayores y menores se establezcan encarnizadas guerras en las que los principios espirituales son lo de menos y lo único que importa es saber hacer la kimbanda más fuerte para joder al otro: entre filicidios y parricidios congos se vean...

Santeros y Babalowos temen separarse de sus padrinos porque tienen el "egu" que se corta en sus ceremonias y eso es suficiente, dicen, para trancarles los caminos… pero en el Palo Monte ello se complica ya que el Palero y Tata se enfrentan a que su padrino fundamentó su Nganga, la conoce por dentro y sabe cómo virarla...

Puede el padrino voltearle la prenda al ahijado y causarle daño?... la respuesta es un "sí" rotundo...

2.
Una prenda nace coge su sombra de la del padrino, y para ello entre otras cosas, se hace pacto con menga arriba Nganga... también él es quien la fundamenta y conoce los secretos alrededor de ella: las cargas, el sexo y nombre del Nfumbe, el secreto y la firma del Mpungo… y no olvidemos que él hace el trato con el Nfumbe ante su kiyumba en el campo Nfinda (aun estando nosotros presentes), así que aceptemos que tiene todo a su favor para voltearla…

Para saber cómo se arma deberá se pernoctar 7 días en el Munanzo… antes de que la prenda sea enterrada el padrino permitirá al ahijado establecer la clave que autoriza a abrir su prenda, debe estar presente al momento de sepultarla y 21 días después al desenterrarla…

Es obligación del padrino informar todo lo relacionado con la carga (suele haber complementos propios del cabildo –la marca de la casa- pero ello puede incluir cargas indebidas como un masango), y si el ahijado no los conoce pueden hacer que la Nganga sólo obedezca a quien la entregó…


3.
Qué se puede hacer cuando se sospecha de que la Nganga no está caminando con su dueño o cómo se puede evitar una situación así?

Antes que nada hay que cuidar es la relación con el padrino… esto es difícil por la actitud pendenciera que por naturaleza mantienen los Paleros, Tatas y hasta Yayas, de ahí que se recomienda prestar atención al comportamiento del que será su guía: en la medida que él se exprese de sus pacientes, ahijados, esposa, amigos y cómo decida sobre sus enemigos, en esa medida los tratará a ustedes…

Lo ideal es ganarse la confianza del padrino de manera que “el secreto” les sea explicado, de esa forma y en el caso de distanciamiento, podrán escudriñar su fundamento si temen que no está caminando, localizar el problema, sacarlo e introducir la solución para que nadie obstruya su camino en tierras congas…

Nunca pierdan de vista su Nganga, sobre todo si por algún motivo ésta tiene que salir del Cabildo del padrino o de su casa: todo congo es mañoso, sabe cómo acercarse a la prenda y qué poner dentro para trancarla… atiendan a su Nfumbe como se debe y busquen un equilibro entre las ofrendas, flores y la menga: mucha sangre para resolver cualquier asunto con el tiempo resulta adverso…

Reforzar su Nganga en el momento en que sale de la casa de su padrino y entra a la suya hace que camine con ustedes y se aleje de aquella que la parió… investiguen lo relacionado con su Mpungo, tratados, firmas, palos, animales e insectos, tierras, fechas y aprendan cómo fortalecer su autoridad religiosa: establezcan vínculos con su Nfumbe y pregúntenle con chamalongos qué, cómo y dónde hacer los cambios requeridos…

Si consideran que han llegado a un callejón sin salida, no les quedará más remedio que voltear su caldero, vaciarlo y fundamentarlo de nuevo, aunque para esto se necesita conocimiento y precisión en lo que hagan y por ello no es recomendable si “les tiembla la mano”…



4.
Ante cualquier duda sobre si su Nganga camina bien, mantengan la actitud de un religioso congo bien parado sobre la tierra… recuerden desarrollar un carácter fuerte para mandar a la prenda y no dejarse gobernar por el Nfumbe ni por su padrino, más tampoco se conviertan en tiranos ni en rebeldes: ante todo bundanga…

El conocimiento de las reglas Congas es difuso y disperso… incluso las famosas “libretas” pueden ser cuestionables en su veracidad, por ello el ahijado queda a merced de lo que le enseñe su padrino, así que pregunten, tomen notas y lean tratados a los que tengan acceso: están facultados a plantear cualquier duda pues para eso pagaron un derecho… en la medida en que se preparen mejor sabrán cómo sacarle el mayor provecho a su Nganga…

Por encima de todo lo señalado hay un secreto para evitar los viramientos y es muy sencillo en términos de que está en manos del ahijado: “monten” a su Nfumbe, háganlo sentir parte de su vida para que nadie pueda sobornarlo y se acostumbre a ustedes (a su energía, su esencia y destino), recuérdenle su pacto para que sepa que ustedes son los únicos que saben atenderlo y serán la única vía para su evolución espiritual…

5.
Si por algún motivo deben alejarse del Munanzo en donde les fue entregada su Nganga, procuren hacerlo de gradualmente y sin avisar, aunque ello suponga en su momento tragarse el orgullo…

Nunca comiencen gondomakayira con su padrino: la mulonga nunca trae nada bueno pues no sólo corren el riesgo de incurrir en un parricidio espiritual, sino que pueden llevar las de perder si no supieron cómo se fundamentó su Nganga o si no saben trabajar religión…


No hagan lo que no les gustaría padecer o lo que en su momento les causó acercarse a la religión: si llegan a convertirse en padrinos no olviden que en un punto de su vida religiosa fueron ahijados, lo demás déjenlo en manos de su Mpungo y de Nzambi…