Irete meyi dice: El Peine no Puede Peinar un Calvo… El Juez que mucho avisa no quiere encontrar culpable… La persona que saca agua del rio, destruye el hogar de los peces… Fue la boca del macho cabrío la que lo mato… El sol no puede con la sombrilla y He de tener cuidado no caer en el hoyo de la prosperidad…

28 de marzo de 2016

Los atacantes de Alberto Chimal



La carrera literaria del mexicano Alberto Chimal ha sido ascendente, entre otras cosas por los apoyos del gobierno, de ahí que los medios oficiales suelen calificarlo como la nueva promesa literaria mexicana: a sus 46 años ha publicado novela, ensayo, cuento, teatro y poesía, la mayor parte de sus premios literarios han sido en concursos gubernamentales, es profesor de literatura y miembro del burocrático Sistema Nacional de Creadores de Arte…

Su más reciente libro de relatos se llama “Los atacantes”, en el que narra las consecuencias de vivir en un mundo que transita por la obsesión sexual, la traición a la amistad y los cultos extraños hasta el internet, los celulares, el video y los sistemas de vigilancia; aparatos que por su excesivo uso se convierten en nuestros enemigos… 

Es de reconocerle a Chimal la inspiración para idear tramas que transitan entre lo perverso y el franco suspenso, pero llegado el momento sus textos flaquean y se acercan peligrosamente a lo anodino, opacando la creatividad por su flaqueza narrativa, lo cual reitera a lo largo del libro con el abuso de un lenguaje banal y carente de los recursos literarios básicos que un escritor debe manejar…

En este sentido sus debilidades son los mismas que aquejan a muchos escritores mexicanos de relatos: alteración de los ritmos narrativos, el uso de un lenguaje difuso, finales imprevistos, saturación de adverbios y adjetivos, abuso de situaciones prescindibles y un dejo permanente de egolatría a lo largo del libro en el que presume de haber puesto en nuestras manos un puñado de textos muy originales

El autor lo reitera en una vanidosa entrevista: me gusta la idea de hacer textos que aguanten más de una lectura, que permitan ser releídos, eso es algo que me gusta en mí trabajo y la manera que encontré en esta ocasión fueron los finales




Entrando en terrenos literarios tenemos que uno de los textos termina sin haber empezado (La gente buena), en otro confunde la realidad con la credibilidad (Tú sabes quién eres), lo mismo sucede con un acoso tan reiterativo que termina por aburrir (Connie Mulligan) y uno se empaña por la forzada casualidad de los dos protagonistas durante el fin del mundo (Arte)… en el extremo la presencia de Roberto Bolaño como un zombie, se debate con ingenio entre la parodia y la admiración por el escritor chileno (Los salvajes)…

Así, “Los atacantes” padece el síndrome de espía: este mensaje se autodestruirá en 5 segundos, en el que buenas historias no pueden ser plasmadas con las palabras adecuadas y eso le lleva a su autodestrucción; no obstante esa contradicción (aunada a su simpleza narrativa), hace que se lea en un par de días aunque ya terminado quede la sensación de que sus siete textos se parezcan a muchos otros ya leídos, muchas veces, en docenas de cuentistas, a lo largo de años…

El propio Alberto Chimal respalda lo anterior al declarar: “la tontería, la estupidez humana, la locura, la imprudencia suicida, la ignorancia son los monstruos con los que convivimos a diario... nuestras capacidades autodestructivas están a toda marcha en el tiempo actual” 

Por cierto, el libro “Los atacantes” ha recibido muchas críticas por su pésima portada, y por qué pocos hablan de su contenido?



Alberto Chimal, Los atacantes, 120 páginas, Editorial Páginas de Espuma, 2015.


16 de marzo de 2016

Cómo evitar las supercherías

1.
Cuando se visita a un Palero, Cartomancista, Curandero, Espiritualista, Psíquico, Santero, Loa, Espiritista, Vidente, Babalowo o Brujo en búsqueda de la solución algún problema que está perturbando su vida, suele salir del sitio donde se consultó con una serie de indicaciones, por lo regular llamadas obras o limpias, las cuales debe seguir al pie de la letra para convertir lo negativo que le rodea en positivo para continuar con el cumplimiento de su destino…

Así, el paciente acude al mercado o local de su preferencia para adquirir los materiales, mismos que paga con la fe y la certeza de que le ayudarán a salvar la vida, vencer a un enemigo, superar enfermedades, sortear la cárcel, cumplir un anhelo, evitar injusticias y un sin fin de verbos que le roban el sueño desde hace meses o hasta años…

El problema es que se desconoce que lo que se compra carece de la energía que su astral necesita para convertir lo malo en bueno y lo usa tal cual, sin tomar en cuenta que pagar por un jabón de limpia en una tienda esotérica es lo mismo que comprar un jabón de tocador en un centro comercial: lo que se adquiere es resultado de un proceso de fabricación que NO conlleva ninguna “carga mágica”…

Cualquier producto recomendando a un paciente, al momento de adquirirse, no deja de ser un bien de consumo: medallas, aceites, velas, inciensos, veladoras, collares, amuletos, estampas, cuentas, cuarzos, jabones, listones, lociones o pulseras, que si no recibe la carga energética que la active no cumplirá su cometido…


Presumamos que se usa un jabón de Dragón Rojo para arrancar de tajo energía negativa: acaso quien lo adquiere piensa que después de su fabricación un Curandero se paró afrente a las cajas, antes de ser repartidas en comercios esotéricos, e hizo pases mágicos para atraer lo bueno? o cree que los productos químicos con los que se fabricó contienen la magia para vencer un infortunio?... obvio NO: al adquirirlos se compran simples productos, cosas, objetos y nada más…

Más si quien le consultó ofrece los productos y estos se encuentran en su casa religiosa o templo, se pueden comprar sin dudar pues el trabajo espiritual realizado ahí los ha energizado, además de que las personas que recibieron una iniciación, sus manos tienen un don, poder o luz que les permite activarlos para que reciban la energía requerida…

Es de reconocérsele al iniciado, padrino o guía que solicita una serie de productos a su paciente (mismos que él usará para realizar las obras marcadas por el oráculo), que es honesto y sabe lo que hace pues activará todos los elementos al memento de realizar el despojo…

Pero si no se cumple lo anterior ello significa que cualquier obra que se nos prescriba no resolverá porque los productos están “desactivados”?... no funcionan así las cosas y lo diré de esta manera: ante la falta “de la mano santa” que deposite su bendición en todo aquello que adquirimos para limpiar nuestros caminos, quedamos ante tres opciones:

- solucionar a medias y esperar la siguiente manifestación de obstáculos en nuestra vida.
- resolver apelando al Dios preferido de cada quien, y a los dones naturales que nos entregó, para contribuir nosotros a esa solución.
- al momento de realizarlas depositar en ellas mucha fe…

Más no nos confundamos: lo anterior no significa que todos somos “omnipotentes” para hacer y deshacer a nuestro antojo: se necesita un alto grado de evolución espiritual, para hacer el bien o el mal, y por irónico que suene solemos negarnos a desenvolvernos en ese nivel ya que ser mezquinos es más divertido y en ocasiones hasta rentable… sobre esto tomaré como ejemplo a la llamada Biblia (por aquello de que la católica es la religión más común en el planeta):

Salmo 82, 5-6: No saben ni entienden; caminan en tinieblas… Yo dije: Vosotros sois dioses, y todos sois hijos del Altísimo.

2.
Para obtener efectividad de los objetos a usarse en una obra, que no pasen por las manos de un iniciado, es recomendable programarlos en nuestro beneficio y no quedar en el simple hecho de haber comprado supercherías y usarlas sin sentido… y la mejor manera es la siguiente usando como ejemplo un jabón:

Se sugiere unos instantes de relajación antes de tomar por separado los materiales con la mano izquierda, mientras que con la derecha se hace el movimiento de sacar del jabón (de adentro hacia afuera y de abajo hacia arriba), mientras se dice en voz alta: “alejando de este jabón todo lo malo y negativo que no beneficie”… en el mismo sentido, y sin soltarlo, se procede con la mano derecha a meter (de afuera hacia adentro y de arriba hacia abajo), mientras se dice en voz alta: “atrayendo todo lo que este jabón deba contener y sea positivo para que yo pueda salir adelante”…

Dependiendo de lo que se adquiera es como se programa… por ejemplo: para amuletos, cuarzos, medallas y demás protecciones (incluyendo una simple cruz), debe meterse en un vaso con agua y sal y dejarlo 24 horas a la intemperie… si se trata de figuras o imágenes el proceso la cargarlos positivamente también es sencillo y parecido, salvo los atributos que requieran un ceremonial para ser entregados…

Suena esto demasiado cursi, exagerado e innecesario?... depende como quiera verse estos temas, en lo personal he sido testigo de cómo los propios vendedores ofrecen sus productos “ya trabajados” para que quienes los compren terminen por regresar con el vendedor en búsqueda de más soluciones…

3.
Pondré un último ejemplo sobre la necesidad de realizar este tipo de despojos a un producto esotérico o como evitar que el vendedor nos coloque un grillete que encadene nuestra cartera a sus ventas:

En el Mercado de Sonora, principal centro de abasto de materias primas esotéricas y religiosas, es común que el visitante desconoce sus tenebrosos pasillos sea convencido por algún locatario para adquirir amuletos, realizarse iniciaciones, consultarse con diversos oráculos o someterse a una limpia…


Así, al cliente (sin que se le pregunte cuál es su problema ni que sea resultado de una consulta), se le oferta una figura de la Santa Muerte como solución para cualquier atraso, misma que el vendedor “prepara” rociándole loción y pasándole un ramo de hierbas o flores alrededor antes de entregarla junto con una veladora (erróneamente casi siempre de color negro), que deberá encenderse al ser colocada en el altar que se le destine en casa para rendirle culto…

Veamos: una efigie de la Santa Muerte debe ser de madera o resina natural, tener un color específico según la finalidad a la que se le destinará (negra-protección, blanca-espiritualidad, violeta-transmutar, verde-salud, etc.), su preparación conlleva otro tipo de formalismo que debe realizarse en presencia de quien la recibirá, en un lugar privado y purificado espiritualmente y la deidad deberá recibir en ese momento una ofrenda especial: todo esto es obligatorio para que reconozca a su nuevo dueño, aunque la integración astral entre ambos se da con la comunicación espiritual constante…

La figura de la Santa Muerte debe tener un hueco en la base, sellado con fijador transparente y donde se verán pequeños granos, cuentas, amuleto exprofeso para la buena suerte, lentejuelas y otros componentes secretos que ayudarán a quien le rendirá culto (el contenido puede cambiar un poco, pero en esencia debe ser ese)… otro detalle que se debe observar para saber que el vendedor conoce el culto a esta deidad: durante el proceso de despojo de la figura, independiente de la forma de limpiarla), jamás deberá tomarla por la cabeza…

Finalmente, quien entrega una figura de la Santa Muerte deberá ser una persona que a su vez ya la posea, pero lo más importante: dentro del culto a esta deidad al recibirla de alguien jamás implica iniciar ningún tipo de relación padrino-ahijado como en la Santería… 

8 de marzo de 2016

Gary Schutt



Son pocos los músicos que sin pertenecer a la lista de las luminarias “pop” están en permanente búsqueda de creatividad y calidad, grabando propuestas que van más allá de los formatos dictados por los grandes consorcios del entretenimiento y la enajenación…

Gary Schutt (multiinstrumentista y productor nacido en Nueva York), es un ejemplo de ello: en su currículum incluye fundar el grupo Takara, convertirse en bajista de la banda SLAM, ser uno de los ganadores del Hard Rock Calling Festival, dar clases en el Berklee College Of Music y ser músico de sesión de Buck Dharma, Jeff Scott Soto, Neal Schon, Dave Meniketti, Robin Zander, Doug Aldrich, Bobby Kimball y más…

Por su historial se percibe que Gary es un músico inquieto y lo confirma su arriesgada nueva producción: “Under Sedation (The Recollection Of Jared Daniels)”, a través de Palisade Records, un álbum que comenzó a grabar en 1992 y vio a luz a finales de 2015…

Definido por la crítica especializada como “un artista de hard rock con una variedad fascinante en su estilo y una chispa de genio en su composición imaginativa”, Schutt respalda su reputación con 10 discos solistas bien facturados donde destaca como guitarrista sagaz, cantante dotado e compositor ingenioso…

Él anticipaba: "será parte de ópera rock, parte musical, pieza de metal, parte de rock melódico… promete ser una historia como si fuera la montaña rusa, con temas oscuros y retorcidos”… y agregó sobre su composición: "me encanta el proceso creativo de desafiar a mí mismo para salir con nuevo material… mis canciones son historias aleatorias extraídas de experiencias, cada canción es completamente diferente"…


Tras esas palabras nos ofrece un disco conceptual dividido en dos discos, una ópera rock con detallada producción… por si no es suficiente Schutt toca la mayoría de los instrumentos, aunque mantiene una alineación básica con Dan Martin (batería) y Tim Cronin (bajo), contando a su vez con la participación de cantantes como Todd Plant y obviamente Jeff Scott Soto…

La temática gira en torno a la desilusión que provoca en el ser humano el insaciable mundo moderno, más a diferencia de Operation: Mindcrime de Queensryche (con el que injustamente se le compara), está lleno de energéticas canciones con matices progresivos… si bien en su conjunto es un buen álbum, tiene puntos débiles como los excesivos pasajes instrumentales intercalados con diálogos y sonidos ambientales, temas que planteándose diferente podrían haber evitado que “Under Sedation” fuera un álbum doble…

Otro altibajo es el sonido ochentero de algunos temas como sucede con “Feed The Addiction” o “Heart On The Line”, más quizá esto sea resultado de los 25 años que llevó su proceso de composición… por el contrario, destacan “The Edge Of Insanity”, “The Interrogation”, “Inner Bedlam” y la virtuosa “Entracte”…

En suma: “Under Sedation” seguramente refrendará la buena reputación que Gary Schutt se ha ganado como músico y compositor, grabación que contribuirá a que se siga alejando de su status de músico de culto y le acerque cada vez más a la peligrosa y voraz fama

1 de marzo de 2016

La trampa del Babalowo

Antón verificó la dirección mientras duraba la luz roja, leyó lo mismo que cuando la revisó antes de salir de su casa, dobló la hoja y esperó a que cambiara a verde: creía conocer el rumbo, pero sus problemas pesaban más que la certeza de hacia dónde iba, así que revisó el papel las veces que un semáforo o el tráfico lo permitieron…

Fue Jus, conocido de la infancia y a quien reencontró por las calles de su eterno barrio, quien le habló de la Santería y le contó maravillas de su padrino: un religioso que solucionaba todo problema…

Tenía dificultades cuyo origen no entendía: su esposa le fue infiel con su mejor amigo; de recibir buen trato de su jefe ahora eran malos modos y más trabajo; sus hermanas se burlaban por la infidelidad; el casero quería subir la renta y reclamaba averías en el departamento y hasta sus padres dejaron de hablarle…

Además había otros detalles como dolor en espalda y estómago, pérdida de dinero, alejamiento de amistades y pesadillas cuando lograba dormir que le llevaron a aceptar la sugerencia de su amigo: consultarse con su padrino, que había sido iniciado en Cuba en la Santería, y por lo mismo tenía grandes poderes mágicos

Con esa confianza fue a casa del Jus, donde acudiría el religioso para consultar a varias personas… tras un par de horas llegó su turno, se sentó frente a un tapete y tras tirar una cadena se le develó el origen de todo: era brujería, más todo podía solucionarse si hacía unas obras… al salir no le cabía en la cabeza la idea de que su esposa se cogiera a su mejor amigo y su jefe, el casero y su familia se pusieran en su contra por la magia negra… decidió no cuestionar más lo miserable que era su vida y optó por pensar cómo conseguir el dinero para que el Babalowo lo salvara

Llegó a las 21:10, estacionó su auto y al pararse frente a la casa no tuvo más remedio que admirar la pulcra y bien iluminada fachada… tocó el timbre y una atractiva joven, vestida de blanco, abrió la puerta, lo invitó a pasar y se vio ante un patio en el que cabían 6 autos, ella puso sus bolsas y cajas en el suelo y propuso la siguiera…

Ahí quedó sorprendido por la finura de los muebles, la decoración y la amplitud de todo, siguió a la chica hasta una habitación, saludó a dos mujeres, ella señaló una silla y avisó que el padrino no tardaría, se sentó emocionado a esperar y tras 40 minutos salió la mujer sonriendo, el Babalowo se asomó, lo saludó e hizo pasar a otra paciente…

Una hora después la mujer también salió esbozando una sonrisa, la chica de blanco hizo entrar a la otra ahijada, salió al patio, regresó con una bolsa y desapareció tras la puerta…

Reflexionó sobre las sonrisas de las pacientes al salir y su imaginación le llevó a ver cómo el Babalowo cumplía la promesa de ayudarlo: vio a su mujer pidiéndole perdón, a su jefe dándole un aumento y a su casero ofreciendo las reparaciones sin cargo alguno, en eso estaba cuando salió la mujer (feliz), la chica fue por sus cosas, lo hizo pasar y él se llenó de optimismo…

Siguiéndola por un pasillo se dio cuenta que un extremo de su falda tenía manchas de sangre: no lo pudo evitar y dirigió su mirada hacia su trasero, más recordó en dónde estaba, qué se disponía hacer, desechó esos pensamientos y regresó a su esperanza, llegaron a una amplia habitación llena de repisas y con objetos y envases que no reconoció… el olor en el ambiente le pareció extraño…


- buenas noches – dijo extendiendo la mano al Babalowo (estaba sentado sobre una estera revisando su celular), más la joven se anticipó y le explicó que el saludo correcto era hincándose y esperar a que él le diera su bendición: el joven dudó por lo que ella le explicó el procedimiento, una vez postrado el religioso soltó la bendición con la mano derecha sin dejar de teclear con la izquierda en el teléfono…

Se levantó y quedó en señal de otra indicación mientras el padrino seguía atareado con su teléfono y la joven a la espera: una vez que se desocupó le pidió el papel con el registro anterior, anotado más al tratar de dárselo ella se adelantó, lo tomó de su mano y lo entregó: leyó los signos, revisó la lista de las obras y lo rompió…

- antes de empezar quiero explicarte más sobre por qué te está sucediendo todo lo malo y sobre algunas cosas que debes cambiar de tu actitud – avisó pero repitió lo dicho en su primera consulta, después el hombre se levantó, revisó el contenido de bolsas y cajas, dio indicaciones a la chica y comenzaron a trabajar…

Hubo detalles que lo desconcertaron: nunca había visto cómo le arrancaban con las manos la cabeza a un gallo, la colocación de los collares se le hizo muy larga, se mareó cuando le rogaron la cabeza, pero estaba optimista tras escuchar los comentarios que hacía el padrino cada que arrojaba al piso cuatro rodajas de coco…

Terminaron, el Babalowo le dio las últimas explicaciones mientras la joven guardaba los desperdicios en una bolsa, se la entregaba y le indicaba que lo dejara en una esquina lejos de ahí, antes de salir el religioso le avisó que regresara en 21 días a consultarse, aunque “todo se solucionará en menos de lo que te imaginas”…

Al salir Antón vio la hora y ya era de madrugada, se sintió cansado, se visualizó desvelado en la oficina pero el optimismo ante la solución de sus problemas se impuso y emprendió el regreso…

Una semana después el casero le advirtió por la mañana la cantidad que aumentaría la renta so pena que de no aceptar cambiaría las cerraduras para que no dejarlo entrar, aquella discusión provocó que llegara tarde a su trabajo, al poco fue llamado al área de personal para notificarle que le descontarían medio día y que sería reasignado del archivo al almacén… a la hora de la comida llamó a su padrino, le explicó la situación y éste le urgió hacerse otro registro…

Saliendo de su trabajo fue a casa del Bablowo, lo recibió la misma chica y si bien no había nadie haciendo antesala ni escuchó voces o ruido que manifestara que el religioso estuviera trabajando, esperó dos horas para ser atendido; con discreción se asomó por algunas habitaciones y la casa le pareció más lujosa que la primera vez, e incluso, sin saber por qué, llena de luz…

Ya ante la estera el Babalowo tiró la cadena, leyó el signo, puso cara de preocupación, sacó otra letra y se quedó pensativo, obtuvo una más y gruñó, lo miró a los ojos le dijo “urge que recibas la Mano de Orunla para que todo se solucione”, lo que provocó en Antón una punzada en el estómago…