20 de noviembre de 2017

Memento mori

Un asesino serial comienza a dejar cadáveres por distintos rumbos de Valladolid, mientras el Grupo de Homicidios de la ciudad hace hasta lo imposible por tratar de detenerlo aunque sin mucho éxito”.

El anterior es el argumento de "Memento mori", del vallisoletano César Pérez Gellida, misma que tuvo éxito en las mesas de bestsellers* en España, y si bien la editorial Suma de letras lo publicita como “novela negra”, es una novela típicamente policiaca.

Gellida nació en Valladolid, estudió geografía, marketing e historia, trabajó en el sector de las telecomunicaciones hasta que en 2011 se muda a Madrid para dedicarse a la literatura; ha publicado seis novelas, ganó el premio “Racimo de literatura” 2012, escribe para la prensa y actualmente vive exiliado en Argentina.

"Memento mori" (el primero de una trilogía), tiene aspectos positivos y negativos. En los aciertos está una narrativa accesible que permite a la historia desarrollarse con soltura y cumplir con los cánones del género, atrapando al lector en los momentos dramáticos de la historia, pero hasta ahí: lo demás son cientos de páginas plagadas de lugares comunes en las que la trama y desenlace lo hacen uno más del montón.



En las debilidades los personajes poseen los rasgos del típico thriller: Augusto Ledesma: atractivo, deportista, exitoso, hacker, diseñador y asesino serial… Ramiro Sancho: alcohólico, soltero, fanático del rugby y policía encargado el caso… y Armando Lopategui: irritante ex miembro de la Stasi y KGB, criminalista y que resulta ser (el poco creíble) cerebro detrás de los crímenes… acompañados, obvio, del policía corrupto, los jefes que buscan apartar al inspector del caso, la novia que se convierte en víctima y la fiscal que apoya al policía.

Gellida abusa al detallar escenas y diálogos insulsos que podrían haber ahorrado 100 páginas del libro, más el colmo son las citas de asesinos seriales famosos como Jeffrey Dahmer, Ted Bundy y John Wayne Gacy que el autor quiere vender como novedosos, cuando han sido aludidos con mayor fortuna por autores como Dan Wells, Ann Rule y Roy Wenzel, lo que podría haber evitado otras 150 páginas… por si fuera poco la manera de referirlos se asemeja a una consulta de Wikipedia, lo que es una señal de las limitantes del autor sobre el tema.

El final de la novela es por demás aburrido, lleno de obvias lagunas e imprecisiones que el autor incorporó, sin mayor astucia, para vendernos los dos siguientes volúmenes de su trilogía…

En suma: "Memento mori" no es malo, pero el exceso del cliché suena al plagio del conjunto de la historia de la literatura policiaca, lo que hace a la novela apta para los que dan sus primeros pasos como lectores del género y se creen todo lo que un copycat les quiere contar.

*curioso: en las librerías de la ciudad de méxico está en oferta, si bien un libro cuesta $300 en promedio, éste se vende en $99… será síntoma de su calidad?

César Pérez Gellida, Memento mori, 588 páginas, Suma de letras, 2013



11 de noviembre de 2017

méxico: el terremoto que viene?



1.
Desde el sismo del 19 de septiembre de 2017 que azotó a los estados de Puebla y Morelos, y que repercutió en la Ciudad de méxico (http://basurerodealmas.blogspot.mx/2017/09/el-terremoto-evidencio-las-entranas-de.html), no ha pasado un solo fin de semana en que no transitemos por la Colonia Roma, una de las más afectadas.

El sábado pasamos frente al edificio de Álvaro Obregón 286 (terreno que será expropiado por el gobierno local para construir un memorial) y vimos a varios desencarnados, confundidos, frente a las ruinas en las que perdieron la vida, lo que ratifica que la información que me dio mi hija sobre el derrumbe (es paramédico de la Cruz Roja), resultó correcta: ahí había más personas de las que reconoció el Gobierno local y en los escombros quedaron cadáveres sin rescatar, de ahí que ellos permanezcan a lado de sus cuerpos.

En otros edificios donde también hubo pérdidas humanas (http://basurerodealmas.blogspot.mx/2017/10/eleggua-andaba-entre-los-escombros-del.html), la situación tristemente se repite: mi amiga Vera, gran espiritista, ha tenido terribles experiencias espirituales con las almas de los niños que fallecieron en el derrumbe del “Colegio Enrique Rébsamen” y que también se perciben entre los escombros.

2.
En estos días, como consecuencia de caminar por la colonia Roma, también tuvimos oportunidad de conocer Sanadores, Curanderos, Videntes y demás que nos han proporcionado otro tipo de información relacionada con el terremoto, datos de los que ningún medio de comunicación hará mención.

Por ejemplo, la Curandera Jacinta (vive en Yecapixtla, Morelos), nos mencionó que el motivo por el cual el terremoto no tuvo su epicentro en Chiapas, Oaxaca o Guerrero, es porque su origen no fue la versión del “acoplamiento de placas tectónicas”, sino por la fractura de una capa geológica debajo del volcán Popocatépetl, grieta que se extendió varios kilómetros hasta llegar a los límites del sur de la capital y entrando furiosamente por Xochimilco… y de paso nos advirtió sobre el nacimiento de un nuevo volcán en Jojutla.

El Babalowo Humberto (famoso por la zona de Satélite), me dijo por teléfono que Obatalá anda bravo con méxico, y citando  mi texto (http://basurerodealmas.blogspot.mx/2016/08/obatala-es-el-dueno-de-los-temblores.html), coincidió con que es el dueño de los temblores, agregó que se tomó la libertad de consultar al pie de Orunla la posibilidad de un terremoto que pudiera afectar a la capital y la respuesta fue positiva, y si bien me advirtió sobre su terrible impacto, no entró en detalles (yo tampoco pregunté).

Conversando con el Curandero Roberto, dije que J.L. Camacho predijo el pasado terremoto con cierta precisión, anunció que el siguiente, podría suceder entre el 20 y 22 de diciembre de 2017, a lo que mirándome con seriedad señaló: “para qué quieren esperar tanto tiempo a que suceda?”. Tras ello recordó que su primo Carlos (El Chamán) advirtió sobre un sismo que iba a provocar pocas víctimas, lo que generaría errónea confianza de que había pasado lo peor, más lejos de ahondar en el siguiente, Roberto cambió de tema.

A su vez el propio Alberto Zecua ha reconocido cierta confusión por el origen del último terremoto, más sostiene que sigue vigente su advertencia sobre el inicio de una serie de sismos que provocarán la desaparición de gran parte de la ciudad (recomiendo revisar el mapa en el que él detalla el grado de peligro por zonas en la capital), y que ello será el principio de diversos temblores que sacudirán a todo el planeta. 


Adel (Angelóloga), nos confió que hace dos años inició una cadena de oración para contener un terremoto que afectaría a la capital, afirmando que las pocas desgracias del pasado sismo eran por las plegarias. Reconoce la posibilidad de que se presente otro temblor que destruya la ciudad, por lo que en varios templos dentro y fuera del país siguen orando. Yo suelo cuestionar dichas cadenas, pues lo único que hacen es posponerlo mientras más energía se acumula en las capas geológicas, por lo que cuando se libere su fuerza será apabullante.

3.
Tras el terremoto del 19 de septiembre he recibido mails, what’s y llamadas telefónicas de amistades y familiares que me preguntan si habrá otro terremoto en el país y si este impactará en la Ciudad de méxico.

Sobre ello me sumo a la opinión del Tata Juan a quien presencié dar la siguiente respuesta a una joven que preguntaba por el tema: “para qué quieres saber? para vivir con miedo? si tu destino es morir durante un terremoto, nada lo evitará aunque te cambies de casa o de país… mejor pórtate bien y procura hacer lo correcto todos los días”, sí, pero…

4.
Hace unos 5 años, durante una comida con compañeros de mi trabajo, sentí un mareo (señal inequívoca de que está a punto se presentarse un sismo), y tras ser interrogado por una amiga sobre mi semblante solté ingenuo un “hoy en la tarde tiembla”, lo que efectivamente sucedió.

Ni que decir que durante semanas se soltó el rumor de que yo “era adivino” y de pronto me vi rodeado de gente (muchos de ellos desconocidos) que se acercaba para todo tipo de consultas: posibles infidelidades de la pareja, fecha del cese de su jefe, ubicación de tesoros familiares, será niño o niña?, enfermedad que les mataría, marcadores de partidos de futbol o resultados de la lotería, preguntas a las que tuve que improvisarles mordaces respuestas hasta que me dejaron en paz.

5.
Aprendí mucho de aquello, más ahora que me insisten con la pregunta: “tú, que eres vidente, dime si sucederá otro terremoto”, respondo que , será trepidatorio, su epicentro no será en la Ciudad de méxico pero provocará daños y desgracias como nunca se ha visto… cuándo?

Ya hay muchos apostando en internet, radio y tv con la fecha exacta (algunos hasta precisan la hora), dejando de lado que cualquier alteración de la naturaleza en méxico tiene que ver más con karmas que con situaciones fortuitas, más para que se tomen precauciones diré: la videncia me muestra que tras un desastre natural (cuidado con las costas del océano pacífico), en una época del año que debería ser de festejo y alegría, se respiraban aires de tristeza y desconsuelo.
                   
Más allá del miedo, los mexicanos cometen el error de pensar que lo único que les afecta es lo que viven en carne propia, si no les sucede entonces no existe o les es indiferente, de ahí que deba decir que aparte del próximo terremoto otros fenómenos naturales afectarán varias zonas del país y algunas de sus consecuencias repercutirán en la capital: de esos cataclismos es de los que deben preocuparse.

5 de noviembre de 2017

Angus y Julia Stone



Hace poco la periodista cultural Julia Alquézar escribió: “si están un poco al tanto de las últimas tendencias se habrán dado cuenta de que en las redes sociales, en televisión y en los clubs … se ha impuesto un odio a lo hipster”, entrada que mal que bien sirve para justificar la emoción que le provocó descubrir la música de “Angus & Julia Stone”, y si bien su análisis adolece de objetividad, dedica bastantes líneas a declarar que ser hipster y usar barba es algo indisoluble y afirma que la banda es un exponente de ese movimiento, todo lo cual termina por tirar su texto por la borda.

“Angus & Julia Stone” es un grupo fundado en 2006, en Australia, por dos hermanos (ambos guitarristas) y cuya música transita entre el indie, folk, pop y hasta alternativo, según el crítico musical que hable de ellos. Provienen de una familia musical: sus padres también formaron en un dúo que obtuvo popularidad en Sydney, de ahí que hayan crecido en un ambiente con tendencias libertarias.

Han grabado cuatro cds, eps, albums en vivo, videos conceptuales y algún tema para películas como Les ámotifs anonymes y Grease, (el quinto dicso aparecerá en breve), mismos que en su conjuto destacan por ser innovadores y mantener una constante evolución de su sonido; sin embargo, tras publicar el exitoso Down The Way, en el año 2012 anuncian su separación y el inicio de sus carreras solistas con las que obtuvieron gran éxito.


Llámese destino o suerte pero en 2014 el famoso productor Rick Rubin, fascinado por su sonido, consigue reunirlos para grabar el disco homónimo Angus & Julia Stone, en donde se nota más fuerza en las guitarras, las voces consiguen equilibrarse y consiguen que el cd reciba el calificativo de “perfecto” y sea catalogado como “uno de los mejores de la actual década”.

Volviendo al tema hipster, ese encasillamiento ha permitido a Angus & Julia circular libremente entre los oyentes de los ya citados géneros indie, folk y demás, más en lo personal su sonido me remite más hacia unos tempranos The Cure y lo que hacía Sonic Youth en sus últimos discos, combinado con la faceta más exquisita de This Mortal Coil, la tensión de Fink y la sinceridad de The Dø, lo que facilitaría colocarlos como “rock alternativo” sin ofender a nadie.

Angus & Julia Stone fue grabado en el Shangri La - Studios, en la paradisiaca California, contiene 14 temas (dos más en la edición especial), fue precedido por el interesante sencillo "Heart Beats Slow", posteriormente lanzaron "A Heartbreak”, junto con sus respectivos videos, y al poco tiempo alcanzó los primeros lugares en Alemania, Francia, Nueva Zelanda y Bélgica.

Si bien en la actualidad los hermanos Stone están por editar su nuevo álbum “Snow”, tienen ante sí el reto de superar a éste que les recomiendo ampliamente: un disco que los colocó en los primeros lugares de las listas de popularidad europeos y aunque son poco conocidos en Latinoamérica, están acumulando premios, reconocimientos y discos de oro y platino en Reino Unido y Europa mientras su popularidad crece a paso seguro en Norteamérica.

28 de octubre de 2017

Cómo dar luz al alma de los fallecidos


Ante la inminente celebración del Día de Muertos, muchos se preguntan en qué etapa del viaje en el más allá están sus fallecidos y si es necesario realizar un acto de expiación, obra o sacrificio para llevarlos hacia “la luz”.

Existen varias maneras de hacerlo, y si bien algunas son concretas, la mayoría requieren de la intervención de alguien que sepa cómo ayudarlos, ¿pero qué sucede el tema le es ajeno, si no se conoce a la persona adecuada o si sólo se cuenta con la buena voluntad de ayudarlos? Antes entrar al tema primero debemos tener claro que entendemos por expiación y a qué llamamos “la luz”.

Hay quienes los consideran sinónimos, pero ambos tienen connotaciones diferentes: la expiación se refiere a eliminar la responsabilidad de una mala acción a través de una inmolación (tradición incorporada a la Santería, por ejemplo, cuando se sacrifica un animal para eliminar el osogbo), más ésta se practica cuando la persona está viva.

Pese a que el origen de ésta concepción es una revoltura judaico/cristiana, fue retomada por la Ifa, el Palo y el Espiritismo para explicar, entre otras cosas, el destino con el que nace cada persona

En el caso de orientar hacia “la luz”, se comete el error de pensar que al “conseguirlo” se le ayudará a llegar a lado de su Dios preferido, como parte de su proceso para alcanzar la reencarnación, más el concepto de lucificación se refiere realmente a la toma de conciencia de que ya falleció, cuando ya se ha despojado de su cuerpo físico y tras purificar el alma de “los placeres mundanos”, lo que le lleva a aceptar que ha llegado el momento de recapitular de lo hecho en vida, qué dejó pendiente y qué prosigue para seguir su camino en búsqueda de su renacimiento.

Sin embargo, el tema va más allá y tiene aristas que obligan a delimitar cada una de las etapas que intervienen en el proceso de desencarnar, la ascensión del astral y la aceptación del “yo superior”, misma que atañe mayormente a los vivos que tratan de ayudar, ya que los difuntos que tienen bastantes limitaciones como desencarnados.

Así, para aquellos preocupados por la ayuda que puedan proporcionar a sus fallecidos, la respuesta está en la celebración de 9 misas (una por día), en fechas determinadas y a lo largo de un año, las cuales se distribuyen de la siguiente manera:

La primera el 1 de enero,
La segunda el día de su Santoral,
La tercera el día de su Cumpleaños,
La cuarta el día del niño,
La quinta el día de festejo del Santo de su devoción,
La sexta el día de su aniversario luctuoso,
La séptima el día de Muertos (1 de noviembre si es niño(a) o día 2 sí es adulto),
La octava el 24 de diciembre (Misa de gallo),
La novena el 31 de diciembre.

Hay quienes querrán contabilizar la Misa exequial, pero ella es obligatoria en el velorio y se realiza de cuerpo presente, de ahí que no cuente. Otros optarán por las 30 Misas Gregorianas (una diaria) o robarlas para su fallecido cuando se realizan exprofeso en una iglesia y para pedir por la paz de otros difuntos.

Sin embargo, debemos considerar que las 9 misas enlistadas forman parte de un ritual en el que el número 9 está vinculado a la apertura (la vida) y cierre (la muerte) de las puertas entre la vida terrenal y el más allá (ello se refleja en muchos aspectos, como por ejemplo, en los 9 meses que dura la gestación humana antes de nacer y los 9 días que en la antigüedad se tardaban en enterrar a los muertos).

Por qué esas fechas? porque desde el punto de vista espiritual (independiente de la importancia del número 9), son cruciales no sólo en la vida de la persona, sino en términos de energía espiritual que se mueve alrededor del individuo, energía que el peso de la misa/oración permite la transmutación.

No olvidemos que en diferentes culturas el 9 es el símbolo del sacrificio, abnegación, fin de ciclos, intuición, evolución, repliegue, reflexión, caos, clarividencia y representa la espiritualidad: todo lo anterior relacionado con los desencarnados… y claro, simboliza a Oya.

Aquella persona que opte por ayudar a sus fallecidos de esta manera (las 9 misas sólo se pueden oficiar para un difunto: no se deben realizarse de manera colectiva), debe tomarse en cuenta que una vez realizada la última no deberá contactarlos de nuevo, bajo ninguna circunstancia: ni a través de oráculos, ni por medio de un médium, no deberá incluirlos en ningún tipo de altar y deberá sacarlos de la Bóveda espiritual.

19 de octubre de 2017

El don de Mai Jia

Uno de los obstáculos de la literatura china para penetrar en occidente es su particular forma de ver la vida y su equilibrio, de ahí que escritore(a)s como Yan Lianke, Amy Tan, Qiu Xiaolong (ya reseñado aquí), Lao Ma, Mo Yan (Nobel de Literatura 2012), Liu Zhenyun, Liu Cixin y Xiao Hong sean de los pocos nombres que se recuerden en las letras contemporáneas.

A tan exclusiva lista se debe agregar a Mai Jia: nacido en 1964, ex militar cuyo paso por el ejército le permitió estudiar radio comunicaciones y escritura creativa. Su primera novela, “El don”, trata sobre criptografía y espionaje, ganó ocho premios y vendió 15 millones de ejemplares en su país. Sus siguientes libros han sido adaptados a la televisión y el cine.

“El don” cuenta la vida de Rong Jinzhen, un niño bastardo, solitario, cuasi-autista, extraordinario intérprete de sueños, analítico, educado por un extranjero y cuya formación académica se ve truncada al ser alistado por el departamento de criptografía del servicio secreto chino.

Mai Jia tardó 11 años en escribirla y afirma que “la experiencia de haber trabajado en el ejército, me inspiró a escribir esta novela. Sin embargo, la historia en sí es pura ficción; no he contado mi propia experiencia por tratarse de una entidad vinculada al servicio de inteligencia”.

Sobre el éxito señala: “en China he recibido  críticas, tanto a favor como en contra. A favor, porque creen que he inventado un nuevo tipo de novela China. En contra porque hay mucha gente que cuestiona y el énfasis que he puesto en contar una buena historia”… ante la duda de si es una novela negra o thriller, afirma que es: “literatura pura y seria”. 


El libro es también una crítica al gobierno: “ese sistema de control férreo, consigue alienar y empujar a la locura, en este caso, a los genios que trabajan en esa unidad. Pero no creo estar criticando sólo al sistema chino. Se trata, más bien, de una sensación de asfixia que, entiendo, es planetaria. Todos los hombres nos encontramos secuestrados o enajenados por un sistema”.

Del autismo del protagonista advierte: “el genio tiene en sí algo muy fuerte, pero también muy frágil, por eso el autismo, la soledad… esa combinación es una trampa que tiende el narrador al protagonista. Una bomba de relojería que, tarde o temprano va a estallar, dándole al genio un desenlace trágico”. 

Así, en “El Don” somos testigos de cómo la genialidad del protagonista Rong Jinzhen está siempre a un paso de la locura y cómo su precaria estabilidad se desmorona con la pérdida de una libreta en la que anotaba sus reflexiones sobre un código llamado “Negro”, considerado imposible de descifrar (para los interesados en el tema de la criptografía recomiendo leer la trilogía “Criptonomicón” de Neal Stephenson). 

“El Don” es un excelente libro por la sutileza con la que describe la naturaleza humana a través del protagonista y su don para abstraer la realidad, los personajes secundarios bien delineados y por ser altamente propositivo a nivel narrativo al arriesgarse a tener varios narradores para contar la vida de Rong Jinzhen.

Asimismo, la novela es un dejado de sabiduría en la que a través de sus distintos personajes queda en el lector la moraleja y la filosofía de esa particular forma de ver la vida que tiene China, situación manejada con maestría por Mai Jia al resaltar las consecuencias del choque cultural y de pensamiento que hay entre oriente y occidente.  


Mai Jia, El Don, 480 páginas, Editorial Destino, 2014 (primera edición en español)

10 de octubre de 2017

El secreto para reforzar a Olokun

1.
Es muy poco lo que se sabe de Olokun, un Orisha relativamente joven en Cuba y del que Fermina Gómez (cabeza de mi segundo linaje religioso), rompió muchas de sus prohibiciones al recibirlo cuando antes era potestad sólo de Babalowos, lo que permitió que también los Santeros lo pudieran consagrar.

Por lo anterior se dice que ella parió todos los Olokún que hay en Cuba, más con el paso de los años se ha ido perdiendo su conocimiento, de ahí que en la actualidad nadie se atreva a coronar Olokun directo ni siquiera en la rama de directa de Fermina a la que pertenezco: “La pañoleta” –llamada así por la costumbre de colocar los otas en esa prenda- en conflicto con la rama hermana “La pimienta”.

Dada la secrecía de los Babalowos con respecto a las ceremonias de Olokun, Fermina estableció tras mucho estudio (y con la gran videncia que tenía), el ofrendarle un cerdo a mitad del mar, sacrificarle gatos, diferenciar entre Olokun de Osha y de Ifa, su entrega sin tener coronado Santo, el uso del Agogó de bronce, la coronación directa y otros.

Entre las diferencias de Olokun de Osha e Ifa que estableció Fermina, es que el de Babalowo no lleva agua pues vive en el espacio vacío de las rocas entre la tierra y el mar, mientras que el de Santero lleva agua ya que su eje es Aggana Erí (la espuma del mar), tan poco considerada por los sacerdotes de Ifa al momento de hacer ebboe).

2.
Olokun es un Orisha difuso no sólo por su personalidad, sino por la señalada secrecía con la que se comportaban los Babalowos, de ahí su misteriosa máscara, violenta personalidad, ambigüedad sexual, utilidad y su poco claro encadenamiento por parte de Obatalá en el fondo del mar para “contener su carácter irascible”.

Conforme Fermina la fue adaptando a la Osha, se determinó que como atributo un Santero debería recibirlo por tres motivos: para elevar su espiritualidad, generar riqueza y dar salud. Si bien la ceremonia para coronarlo con oro para Yemayá (o recibirlo como complemento de la corte africana), es complicada y costosa (nunca puede faltar el awan con 21 ministras al que se le baila en una canasta), una vez que se cuenta con él (ella), al Santero se le dan una serie de indicaciones para vincularse con esta deidad, como puede ser:

- hacerse una rogación de cabeza y pasar toda la noche ante su sopera.
- se le entregan bolitas de ñame cocido.
- colocarle 9 frutas dentro de una canasta y dejárselas 9 días.
- darle palanquetas de gofio con melado (la más socorrida).
- colocarle chicharrones de cerdo y mariquitas de plátano.
- hacerle tamal de frijol carita cocido al vapor en hojas de plátano.
- cocinarle mariquitas de plátanos verdes fritos
- ofrendarle gallinas blancas.
- colocarle 9 ramos de perejil junto con un cuenco lleno de melado.
- sacrificarle un cerdo, pato, caimán, gallo blanco viejo, carnero y guineas.
- mezclar el agua de su sopera con melado y darse un baño a jicarazos.

Hay otro tipo de “obras”, como la de hacer una meditación espiritual, vestido de blanco y sentado en una estera frente a Olokun, durante el tiempo en que tarde en consumirse una vela blanca, ofrendarle flores blancas de espigas a la orilla del mar sin pedirle nada; también se exige que el agua de su sopera debe mantenerse limpia, agregándole la que le falte y contar con dos espíritus que simbolizan la vida y la muerte, representados por una muñeca de plomo que lleva en una mano una serpiente (Akaró) y en la otra una careta (Somú Gagá).


3.
Todo lo anterior puede consultarse en un tratado de Olokun (para quienes tengan la suerte de encontrar un autor que conozca el tema)… o en la web, donde se publica información a ton y son sin saber la importancia de este Orisha en el Panteón yoruba, más el verdadero secreto para reforzarlo y que entregue estabilidad, prosperidad y alivio NO está en algunos de esos tratados, sino en las libretas de los viejo(a)s sabio(a)s que tuvieron contacto con Fermina y que conocen sus secretos, como las ya citadas ramas “la Pimienta” y “La pañoleta”.

4.
No entraré en el detalle de cómo mi esposa y yo nos incorporamos a esta última (sería llenar hojas de anécdotas que dejaré para mejor ocasión), pero sí compartiré el secreto para reforzar la presencia de Olokun en la vida de todo Santero y de aquellos que lo hayan recibido con el poco valorado “Orisha de adimú”.

Olokun se muestra es a través de remolinos, de ahí que al realizar las siguientes dos actividades, el religioso debe poner atención a su posible manifestación.

La primera actividad está relacionada con la presencia del iniciado en la playa y a mar abierto (esto es importante pues no siempre la costa da al océano, como es el caso de las bahías y lagunas). Se recomienda presentarse al atardecer, caminar sobre la playa a intervalos mientras se mira hacia el infinito y dejar que las olas arrojen a los pies especies marinas que deberán de recogerse, como caracoles, piedritas (no confundir con los otas* de Yemayá), coral y conchas, más a lo que deberá atenderse es a trozos de madera (que seguro pertenecieron a navíos que transportaban oro, joyas o pescas), evitando estrellas de mar y erizos (su pudrición dentro de la sopera provocará mal olor), más tampoco se trata de recoger cualquier objeto que llegue a sus pies y la intuición dirá qué allegarse.

La segunda no es privativa de la primera: se viaje o no a la playa, forma parte de la vida cotidiana del religioso.

En este caso se deberá tomar de la calle toda moneda (de cualquier denominación) o alhaja que se encuentre en su camino (sin importar si es de oro o plata), simplemente la recogerá, la guardará en su bolsillo izquierdo y la llevará a su casa con la intención de depositarla dentro de la sopera, sin embargo, hay una diferencia entre lo recibido del mar a sus pies y lo encontrado en la calle, lo cual es fundamental que el religioso tome en cuenta.

5.
Cuando se trate de productos recogidos en la playa, se meterán directamente en la sopera de Olokun, sin mayor ceremonial, más tratándose de alhajas y monedas de la ciudad, deberán de lavarse con omiero antes de introducirse en la sopera del Orisha.
                         
En dónde está el secreto?... erróneamente los religiosos ignorantes de Osha e Ifa afirman que la fortuna está en manos de Oshun, lo cual es falso: la verdadera abundancia está en Yemaya y Olokun, como generadores de la vida en el planeta (alimentos y recursos) o en Orisha Oko, creador de toneladas de minerales y comida (en minas y cosechas). En el caso de Olokun, Iroso Meyi lo señala con claridad: ''Nadie sabe lo que hay en el fondo del mar'', y en él se incluye todo tesoro material y espiritual.


* cuando estuve en la playa realizando la obra para Olokun, una piedra fue arrojada por una ola con tal fuerza que me golpeó dolorosamente el pie… ni que decir que a la mañana siguiente (antes de que asomara el sol), entré empapado de melado al mar para hablar con Yemayá… desde ese día la roca descansa sobre el CPU de la computadora de mi trabajo.